Se podría decir que este tipo de cocina es completamente ancestral. Los primeros hombres hace miles de años tuvieron que asar los animales que tenían que comerse, y ésta era la única forma que tenían en aquellos tiempos. Y hoy en día seguimos utilizando este método para comer casi cualquier tipo de alimento y ha adquirido que el momento de cocinar de esta manera sea en momentos de celebración o de reunión, (¿Quién no ha tenido alguna vez una comida al aire libre en momentos de reunión familiar?) sobre todo en verano, ya que el aire libre y el tiempo veraniego acompaña mucho este tipo de comida.

Comida a la parrilla

Entonces, ¿qué hace que sea tan bueno comer asados? Lo más sencillo es pensar que al calentarlos es mucho más fácil masticar, digerir, etc. No obstante, hay una razón más importante que justifica por qué asamos algunas comidas que no necesitan para nada ese método de cocina. El sabor que dota a la carne es único.

El sabor dorado que podemos observar, y que luego probamos y nos gusta tanto, cuando cocinamos a la parrilla o hacemos una barbacoa es lo que nos gusta tanto. En la carne asada han sido identificadas más de 500 moléculas distintas que contribuyen al sabor que viene debido a la reacción de Maillard, en el que intervienen varios azúcares y aminoácidos que se notan cuando la carne, el pescado o los vegetales tienen un color más dorado. Ese color es lo que da el sabor que contribuye a que se siga.

A la parrilla en Saloú

Ven a disfrutar de la mejor comida a la parrilla de Tarragona, en el restaurante Corcega de Salou.

Lo sentimos, no ahora no estamos abiertos. Abrimos de 11:00h a 15:00h y 20:00h. a 23:00h.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar